Tuesday, November 24, 2009

LA INDOLENCIA SE APODERA DEL PERIODISMO OFICIALISTA



Por: Alejandro Cabrera Cruz


Periodista Independiente

En un artículo aparecido en el periódico Adelante Órgano del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en Camagüey. El periodista Eduardo Labrada Rodríguez escribió “A NADIE OBLIGO A que compre Nada”, refiriéndose a un vendedor de limones, de aquellos tantos que se buscan la vida por las calles. Labrada califico de insolencia desvergonzada a un Anciano por vender un limón al precio de un 1$ (moneda nacional), De igual manera, según Labrada, una dama crítico el precio del producto en venta, exclamando “Limones a peso”. ¿Serán de oro?

Luego Labrada Rodríguez alega de precios abusivos de los comerciantes ilegales y, por último, hace un llamado a la mirada pública, por la indolencia de quienes deben velar por controles que protejan.

Sr. Eduardo Labrada, estoy convencido al igual que usted, que seguramente ese Anciano tuvo que caminar barios Kilómetros para buscar los limones en el campo. A saber si el humilde vendedor, contaba con una chequera para disminuir los gastos por los altos precios de los alimentos que regula el gobierno.

De pronto, sólo vienen a mi mente, bastantes recuerdos de ciudadanos que se quejan por no poder adquirir un libra de carne de Res, por los elevados precios que regula el Estado, donde un Kilógramo de filete de vaca supera los 4 cuc (moneda convertible), eso es para no hablar de otros productos cárnicos.

Lo que me llama la atención es de cómo usted califica de insolencia desvergonzada a un pobre anciano. Cuando hace esto con el objetivo de aliviar las desesperantes estrecheces de la alimentación, asfixiado por el problema de los salarios que no alcanzan. Los elevados precios de los alimentos y un sinfín de dificultades. Si los salarios no alcanzan para cubrir los gastos de la mala alimentación, cuanto más para pagar una libra de carne de Res.

1 comment:

Morgana said...

Así mismo es!!!! Muy buen enfoque acerca de quién es el desvergonzado!

Que rabia!!

Un abrazo!