Saturday, July 4, 2009

LA ESPADA DE DAMOCLES DEL ALBA.


"Para aquel que ve una espada desenvainada sobre su impía cabeza, los festines de Sicilia, con su refinamiento, no tendrán dulce sabor, y el canto de los pájaros, y los acordes de la cítara, no le devolverán el sueño, el dulce sueño que no desdeña las humildes viviendas de los campesinos ni una umbrosa ribera ni las enramadas de Tempe acariciada por los céfiros."

Horacio, Odas III, 1

Según la BBC, el presidente Hugo Chávez anunció que interrumpió el suministro de petróleo a Honduras en condiciones preferenciales, como parte del acuerdo Petrocaribe.

En enero de este año, el Embajador cubano en Venezuela, Germán Sánchez Otero, "El ALBA se va configurando a través de estrategias económicas, sociales y también posiciones políticas comune, para dar paso a un proyecto de integración y unión que constituyen una referencia en el mundo”.

Esas posiciones políticas comunes – aunque este señor no lo dijo - están basadas en el marxismo leninismo, doctrina de los fundadores del ALBA, Fidel Castro y Hugo Chávez, quienes la crearon en La Habana, en diciembre de 2004.

El ex Presidente Zelaya sabía todo eso. De ahí sus planes para presionar y obligar el ingreso de su país a dicha organización. La recompensa era muy tentadora: el poder perpetuo e incompartido. La entrada de Honduras tardó mucho por la oposición del Congreso y la empresa privada, puesto que se temía por las radicales posturas de sus fundadores, los planes ocultos de Zelaya y porque Honduras tiene un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

La cancelación del suministro petrolero a Honduras, muestra la verdadera naturaleza de esa entidad comunista: una Espada de Damocles sobre las cabezas de aquellos gobernantes, que no se sometan a la voluntad de regímenes totalitarios como los de Cuba y Venezuela.

Hasta ahora, han entrado otros países muy cercanos al castro-chavismo como Nicaragua, Bolivia y Ecuador. Pero también, atraídos por los precios preferenciales del petróleo chavista y otras prevendas, entraron gobiernos que no tienen nada que ver con el marxismo, como Honduras, Dominica, Antigua y Barbuda y las Granadinas.

Ese petróleo, la Zona Monetaria Común, el Banco del ALBA, los planes Transalba, Albatel, el cable submarino y otros proyectos regionales, tienen un precio muy alto por pagar: la subordinación de los gobiernos a las exigencias “revolucionarias y socialistas” de ese nuevo Club de Dictadores. No se hagan ilusiones: el mando central radica en F. Castro, caudillo totalitario de larga data, con una experiencia excepcional en el manejo represivo, terrorista y antidemocrático de la sufrida isla de Cuba, el dictador sustituto, Raúl Castro y, el Consejo de aspirantes a las mieles del poder eterno, Chávez, Ortega, Correa y Morales.

Honduras no puede dar un paso atrás. Por el contrario, el Congreso tiene la oportunidad de salir del ALBA y rechazar cualquier negociación con el Frente Totalitario y la OEA albista.

El Presidente Obama ha comenzado su nueva política para A. Latina, con un tremendo paso en falso al ponerse al lado del Frente Totalitario.

Cometerá un error garrafal Estados Unidos, si quiere mantener relaciones cordiales, amistosas y civilizadas con esos caudillos dictatoriales. Esos gobernantes perpetuos siempre tendrán su arsenal de críticas a EE.UU. haga lo que haga y, cada día su escalada de exigencias será mayor y más puntual. Como ejemplos, están los requerimientos de R. Castro y Chávez, de menos palabras y más hechos.

Pero aún cometería un error más grave, si pensara que el ALBA y sus instituciones son un modelo para el desarrollo, la prosperidad y la justicia social en el sur de nuestro continente. El real objetivo, el super objetivo oculto de ese engendro, es montar una superestructura totalitaria militarista y, lanzarla con toda su fuerza contra los Estados Unidos y contra los miembros que no sigan sus directivas, tal y como amenazó Chávez a Honduras recientemente, con una invasión militar. No se equivoque señor Presidente Obama.

América Latina necesita, y le urge, inversiones, programas y ayudas para salir del subdesarrollo, la miseria, el analfabetismo, la incultura y las carencias médico-sanitarias, pero nunca sobre la base del apoyo a estos regímenes de fuerza y antidemocráticos.

Democracia con desarrollo, crecimientos económicos con libertades, avances tecnológicos con derechos humanos, salud, educación y cultura sobre la base de los principios democráticos de la Carta Democrática de una verdadera Organización de Estados Americanos, que no tenga miedo a las amenazas dictatoriales del Frente Totalitario.

El Congreso de Honduras, su Corte Suprema de Justicia y el pueblo de ese país, con sus manifestaciones de apoyo al Presidente Micheletti y, de rechazo a Chávez, han dicho NO a los planes marxistas del Frente Totalitario. Cualquier lectura incorrecta de los Estados Unidos ante esta crisis, pudiera significar una avalancha de exiliados hondureños, similares a la de los cubanos, nicaragüenses y venezolanos y, un país más, que se junta a la real amenaza que hoy tiene América Latina a sus puertas.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

Representante del Partido

Socialdemócrata de Cuba

en Canadá.

2 comments:

Inés de Cuevas said...

Amigos, les acabo de dar "aceptar"
en facebook y no los hallo.
¿Qué pasó?

Mil abrazos.

angel collado ruiz said...

Nadie lo ha podido describir mejor , felicidades, un saludo , angel